Cacao y matcha

cacao y matcha bio

 

Cacao y matcha, lo mejor de ambos mundos

Cacao y matcha, has oído bien. Amantes del té y el chocolate, preparaos, porque tenemos exactamente lo que estabais buscando. Nuestra línea a base de cacao puro ecológico te hará disfrutar del cacao y el matcha, ingrediente estrella que lo acompaña, de maneras muy diferentes. Un maridaje exquisito entre dos productos que se combinan casi como si hubieran sido hechos el uno para el otro. El toque dulce del chocolate, y la delicada astringencia del matcha en una misma bebida.

Las propiedades del cacao

Por si fuera poco, el cacao no es solo delicioso, sino que también está lleno de beneficios.

El cacao es rico en polifenoles, especialmente en favanoles, que son antioxidantes naturales. Estos se relacionan a su vez con los efectos anti-inflamatorios y reguladores de la presión sanguínea alta, entre otros. Además de esto, se estudian también los efectos positivos en el humor y la depresión, debido a la presencia de serotonina y dopamina.

Nuestra selección de cacao y matcha

 Actualmente, tenemos cuatro mezclas. Todas ellas tienen cacao como ingrediente base, y un porcentaje de matcha variable. Además de eso, cada uno está formado por otras mezclas, algunas de ellas clásicos acompañantes del cacao, otras algo más atrevidas.

cacao y matcha con especias cacao y matcha chili

cacao y matcha con menta

cacao y matcha clasico

 

Cacao + Menta Bio

 Refrescante como la menta, profundo y cálido como el cacao.

 Cacao + Chaï Bio

Con chai, la mezcla de especias del té indio, con cardamomo, canela, jengibre, pimienta y nuez moscada.

 Cacao + Chili y fresa Bio

 Este “cocktail” levanta tanto suspicacias, como pasiones. Pero descubrimos al probarlo que a veces encontramos amistades en los lugares más imprevistos.

 Cacao + Matcha

 La versión clásica que no puede fallar.

 

(Puedes encontrarlos todos aquí).

 

 Cómo tomarlo

 Aquí entra en juego la imaginación de cada uno. Por supuesto, lo puedes consumir sencillamente diluido en agua caliente, o como un chocolate, en leche, sea vegetal o animal. Lo puedes hacer en frío, añadirlo a tus batidos o smoothies… Añade varias cucharaditas al yogur, e incluso en repostería, para darles un toque a cacao exquisito. ¡Prueba y experimenta!

 

Cuéntanos qué te han parecido, y cuál es tu forma preferida de tomarlo. Para cualquier pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Té de cáñamo y CBD: Todo lo que necesitas saber

Té de cáñamo y CBD

Desde hace unos años, el té de cáñamo y el CBD están en boca de todos, y no es de extrañar. El cáñamo (también conocido como Cannabis) es una planta con múltiples usos, y nos ha acompañado durante siglos. De ella se puede aprovechar todo, desde la fibra, hasta las semillas, pasando por las hojas. Tiene tantas propiedades beneficiosas (vitaminas, nutrientes, antioxidantes…), que se la ha llegado a considerar superalimento. Una de las cosas que incrementan estos beneficios ya existentes es el CBD (cannabidiol), uno de sus componentes, del que se estudian sus efectos calmantes, digestivos e anti-inflamatorios entre otros.

El cannabidiol es uno de los muchos cannabinoides que podemos encontrar en el cáñamo. A su vez, los cannabinoides son compuestos orgánicos capaces de activar los receptores cannabinoides de nuestro organismo. Estos receptores involucran, entre otros, el apetito, el dolor y el humor.

Aunque se puede disfrutar del cáñamo y sus propiedades de múltiples maneras, una de ellas es, por supuesto, en infusión.

planta del cáñamo te de cañamo y cbd

¿Qué es el té de cáñamo?

El “té” de cáñamo es una infusión que puede elaborarse a partir de la flor sin semillas, de las hojas o de ambas. Por supuesto, no contiene nada de teína, es más, una de sus principales características es la de ser relajante.

El té de cáñamo tiene un bello color verde y un embriagador olor herbal.

¿Puede el té de cáñamo y el CBD intoxicarte o “colocarte”?

No, ni el té de cáñamo ni el CBD son intoxicantes. El té de cáñamo no está hecho de la flor con semillas de la marihuana, que es otra variedad de la planta del cannabis. Al contrario que el THC, el CBD no es psicoactivo ni psicotrópico.

Beneficios que se le atribuyen

-Anti-inflamatorio y alivia el dolor

-Relajante y calmante

-Ansiedad y depresión

-Insomnio y trastornos del sueño 

Nuestras infusiones de Cáñamo

infusion de cañamo con camomilla te de cañamo y cbd

Actualmente, tenemos dos variedades de té de cáñamo, una pura y otra perfumada. Esta última también tendría manzanilla, lavanda, hinojo y rooibos verde. ¡Ambas variedades son Bio!

Cómo tomar el té de cáñamo

Tan sencillo como cualquier otra infusión o té. Nosotros recomendamos unos 5grm por taza, algo así como una cucharadita de postre colmada y media. En el caso de ambas variedades, tanto Cáñamo Puro Bio como Cáñamo + Camomila Bio se infusionarían 5 minutos, con el agua a 90º.

Un consejo extra: Si quieres extraer el máximo de los cannabinoides de tu té de cáñamo, añade una nube de leche o una cucharadita de mantequilla, lo importante es que sea un producto graso. 

Pregunta por nuestros tés de cáñamo en las tiendas de Pasaje de los Azahares y Castelar. O si lo prefieres, búscalos en nuestra tienda online. ¡Te esperamos!

Recetas de té frío para el final del verano

Se acaba el verano, ¡pero no el calor, ni el té frío! 

El té frío siempre es una buena opción. Aunque se acaba el verano, no quiere decir que no podamos seguir disfrutándolo. Y es por eso que te traemos 4 recetas de té frío con las que seguir experimentando.

Pero lo primero es lo primero: ¿Cómo preparar té frío?

Antes de pasar a las recetas de té frío más elaboradas, volvamos a explicar brevemente la forma más sencilla de consumir el té frío. Por supuesto, hay diversas maneras de hacer un buen té frío, pero la que nosotros siempre recomendamos es la de maceración. ¿En qué consiste? ¡Muy fácil!

-Solo necesitas una jarra, tetera o botella de cristal.

-Después, en un infusor extraíble, o en filtros de papel, echamos el té proporcional a la cantidad de agua (cucharadita colmada de té por cada 0,25l).

Aquí puedes ver una selección de nuestros infusores más vendidos.

-Servimos el agua (a poder ser, filtrada).

-Tapamos e introducimos en el frigorífico durante 6 a 8 horas. No temas, porque este proceso no amarga el té en absoluto.

-Después del macerado, retiramos el filtro, ¡y listo! Ya tenemos nuestro té frío para disfrutar el resto del día.

Aunque este método pueda realizarse con cualquier té que te guste, estas  son nuestras recomendaciones especiales para té frío.

Receta 1: Té frío con fresas y limón

 

-Se prepara el té a elección (puro preferentemente, pero cada uno puede escoger el que más le guste). Se deja enfriar a temperatura ambiente. También se puede utilizar el té frío previamente macerado, si ya estuviera hecho.

-Una vez templado, se agrega a la batidora con un par de puñados de fresas, el zumo de un limón y cucharadas de miel al gusto. Se bate todo muy bien.

-Se deja enfriar en el frigorífico o se añade hielo, y a disfrutar.

Receta 2: Frappe de Chai

 

Hace poquito ya os dejamos una receta de Chai Imperial helado en Instagram. Ahora os traemos una variación pasada por la batidora.

-Prepara el té chai (o chai imperial si lo prefieres). Retira el té y deja reposar a temperatura ambiente hasta que quede templado. Recuerda el cálculo que hemos realizado antes: Una cucharadita colmada de té por cada 0,25l

-En la batidora, mezcla el té preparado, 4 cucharadas de leche condensada y 2 o 3 tazas de hielo. Bate bien y sirve.

-Si quieres ir por el toque extra placer prohibido, añade nata montada por encima.

Receta 3: Polos de té verde y frambuesa

 

 -Preparamos nuestro té verde puro de preferencia con normalidad, en caliente. Usamos alrededor de 100ml de agua. Lo dejamos aparte hasta que esté a temperatura ambiente.

-Servimos en la batidora junto con 100gr. de frambuesas, el zumo de medio limón y 3 cucharadas de miel (o endulzante a elección).

-Batimos bien y colamos las semillas de las frambuesas.

-Introducimos la mezcla en las poleras, o en vasos con una cucharita para usar de palito. Congelamos al menos 4 horas.

Receta 4: Limonada de té negro

-Preparamos el té negro macerado que prefiramos. En este caso, no es tan importante que sea puro (Assam, Gran Yunnan Imperial, Irish Breakfast), también puede ser perfumado (Té negro jengibre limón bio, Frutos de Nepal, Hammam Black leaf). Lo dejamos enfriar.

-Añadimos el zumo de un limón y el de una lima.

-Añadimos miel al gusto (entre una y tres cucharadas debería ser suficiente).

-Enfriamos en el frigorífico o servimos con hielo.

 

Espero que os atreváis con alguna. Y no dudéis en consultarnos con cualquier duda. ¡Nos vemos pronto!