Cacao y matcha

cacao y matcha bio

 

Cacao y matcha, lo mejor de ambos mundos

Cacao y matcha, has oído bien. Amantes del té y el chocolate, preparaos, porque tenemos exactamente lo que estabais buscando. Nuestra línea a base de cacao puro ecológico te hará disfrutar del cacao y el matcha, ingrediente estrella que lo acompaña, de maneras muy diferentes. Un maridaje exquisito entre dos productos que se combinan casi como si hubieran sido hechos el uno para el otro. El toque dulce del chocolate, y la delicada astringencia del matcha en una misma bebida.

Las propiedades del cacao

Por si fuera poco, el cacao no es solo delicioso, sino que también está lleno de beneficios.

El cacao es rico en polifenoles, especialmente en favanoles, que son antioxidantes naturales. Estos se relacionan a su vez con los efectos anti-inflamatorios y reguladores de la presión sanguínea alta, entre otros. Además de esto, se estudian también los efectos positivos en el humor y la depresión, debido a la presencia de serotonina y dopamina.

Nuestra selección de cacao y matcha

 Actualmente, tenemos cuatro mezclas. Todas ellas tienen cacao como ingrediente base, y un porcentaje de matcha variable. Además de eso, cada uno está formado por otras mezclas, algunas de ellas clásicos acompañantes del cacao, otras algo más atrevidas.

cacao y matcha con especias cacao y matcha chili

cacao y matcha con menta

cacao y matcha clasico

 

Cacao + Menta Bio

 Refrescante como la menta, profundo y cálido como el cacao.

 Cacao + Chaï Bio

Con chai, la mezcla de especias del té indio, con cardamomo, canela, jengibre, pimienta y nuez moscada.

 Cacao + Chili y fresa Bio

 Este “cocktail” levanta tanto suspicacias, como pasiones. Pero descubrimos al probarlo que a veces encontramos amistades en los lugares más imprevistos.

 Cacao + Matcha

 La versión clásica que no puede fallar.

 

(Puedes encontrarlos todos aquí).

 

 Cómo tomarlo

 Aquí entra en juego la imaginación de cada uno. Por supuesto, lo puedes consumir sencillamente diluido en agua caliente, o como un chocolate, en leche, sea vegetal o animal. Lo puedes hacer en frío, añadirlo a tus batidos o smoothies… Añade varias cucharaditas al yogur, e incluso en repostería, para darles un toque a cacao exquisito. ¡Prueba y experimenta!

 

Cuéntanos qué te han parecido, y cuál es tu forma preferida de tomarlo. Para cualquier pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Recetas de té frío para el final del verano

Se acaba el verano, ¡pero no el calor, ni el té frío! 

El té frío siempre es una buena opción. Aunque se acaba el verano, no quiere decir que no podamos seguir disfrutándolo. Y es por eso que te traemos 4 recetas de té frío con las que seguir experimentando.

Pero lo primero es lo primero: ¿Cómo preparar té frío?

Antes de pasar a las recetas de té frío más elaboradas, volvamos a explicar brevemente la forma más sencilla de consumir el té frío. Por supuesto, hay diversas maneras de hacer un buen té frío, pero la que nosotros siempre recomendamos es la de maceración. ¿En qué consiste? ¡Muy fácil!

-Solo necesitas una jarra, tetera o botella de cristal.

-Después, en un infusor extraíble, o en filtros de papel, echamos el té proporcional a la cantidad de agua (cucharadita colmada de té por cada 0,25l).

Aquí puedes ver una selección de nuestros infusores más vendidos.

-Servimos el agua (a poder ser, filtrada).

-Tapamos e introducimos en el frigorífico durante 6 a 8 horas. No temas, porque este proceso no amarga el té en absoluto.

-Después del macerado, retiramos el filtro, ¡y listo! Ya tenemos nuestro té frío para disfrutar el resto del día.

Aunque este método pueda realizarse con cualquier té que te guste, estas  son nuestras recomendaciones especiales para té frío.

Receta 1: Té frío con fresas y limón

 

-Se prepara el té a elección (puro preferentemente, pero cada uno puede escoger el que más le guste). Se deja enfriar a temperatura ambiente. También se puede utilizar el té frío previamente macerado, si ya estuviera hecho.

-Una vez templado, se agrega a la batidora con un par de puñados de fresas, el zumo de un limón y cucharadas de miel al gusto. Se bate todo muy bien.

-Se deja enfriar en el frigorífico o se añade hielo, y a disfrutar.

Receta 2: Frappe de Chai

 

Hace poquito ya os dejamos una receta de Chai Imperial helado en Instagram. Ahora os traemos una variación pasada por la batidora.

-Prepara el té chai (o chai imperial si lo prefieres). Retira el té y deja reposar a temperatura ambiente hasta que quede templado. Recuerda el cálculo que hemos realizado antes: Una cucharadita colmada de té por cada 0,25l

-En la batidora, mezcla el té preparado, 4 cucharadas de leche condensada y 2 o 3 tazas de hielo. Bate bien y sirve.

-Si quieres ir por el toque extra placer prohibido, añade nata montada por encima.

Receta 3: Polos de té verde y frambuesa

 

 -Preparamos nuestro té verde puro de preferencia con normalidad, en caliente. Usamos alrededor de 100ml de agua. Lo dejamos aparte hasta que esté a temperatura ambiente.

-Servimos en la batidora junto con 100gr. de frambuesas, el zumo de medio limón y 3 cucharadas de miel (o endulzante a elección).

-Batimos bien y colamos las semillas de las frambuesas.

-Introducimos la mezcla en las poleras, o en vasos con una cucharita para usar de palito. Congelamos al menos 4 horas.

Receta 4: Limonada de té negro

-Preparamos el té negro macerado que prefiramos. En este caso, no es tan importante que sea puro (Assam, Gran Yunnan Imperial, Irish Breakfast), también puede ser perfumado (Té negro jengibre limón bio, Frutos de Nepal, Hammam Black leaf). Lo dejamos enfriar.

-Añadimos el zumo de un limón y el de una lima.

-Añadimos miel al gusto (entre una y tres cucharadas debería ser suficiente).

-Enfriamos en el frigorífico o servimos con hielo.

 

Espero que os atreváis con alguna. Y no dudéis en consultarnos con cualquier duda. ¡Nos vemos pronto!

 

Preparar un buen té: Todo lo que necesitas saber

Preparar un buen té: Todo lo que necesitas saber

preparar un buen te : te verde

Preparar un buen té es en realidad algo muy simple, ¡y no necesitas invertir mucho tiempo! Sería una pena que si después de haber dado el paso de comprar un té de buena calidad, de hoja entera y a granel, no lo aprovecharas al máximo.

Podemos dividir la preparación ideal de un té en cuatro apartados: El primero y más importante de todos es contar con un té de calidad. Si habéis llegado hasta aquí seguro que es porque lo habéis hecho ; ) Después, están el Agua, tiempo y utensilios.

Consejo 1: Agua y la preparación de un buen té

En cuanto al agua tenemos que tener dos cosas en cuenta: La calidad del agua y su temperatura. Aunque ya hemos dedicado dos entradas exhaustivas a desentrañar los misterios del agua (que podéis encontrar aquí y aquí), no está de más hacer un pequeño recordatorio.

Calidad:

Si usas un té de calidad, necesitas un agua de calidad. Al fin y al cabo, una taza de té está compuesta de dos ingredientes, té y agua, y el agua es igual de importante que el primero.

¿A qué nos referimos con calidad del agua? Diferentes tipos de agua tienen diferentes tipos de PH y dureza, las dos características que más nos importan a la hora de hacer té. Éstos alteran los sabores, y pueden darle matices diferentes. ¿Qué se puede hacer respecto a esto? La mejor opción es sin duda el agua filtrada. Invertir en un buen filtro de agua puede cambiar la forma de concebir tu experiencia de beber té. Y además, también hará más refrescante y agradable las aguas de grifo.

Temperatura:

preparar un buen te : temperatura

La principal máxima por la que te debes guiar es NUNCA hervir el agua, o si no es posible, al menos no echar el agua hirviendo sobre las hojas. Cada té tiene una temperatura idónea, pero en ningún caso esa temperatura es a punto de ebullición. Mientras más elevada sea la temperatura del agua, más taninos se liberarán, lo que produce que la infusión se amargue y le resta propiedades. Para ayudarte a saber la temperatura ideal con cada tipo de té, hemos elaborado esta tabla, donde encontrarás toda la información de necesitas para preparar un buen té.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La pregunta es, ¿cómo consigo esas temperaturas?  El mejor método es con un hervidor que te permita graduar la temperatura, como este:

preparar un buen te : hervidor

(Puedes encontrarlo aquí)

En segundo lugar, puedes usar un termómetro de agua:

preparar un buen te : termómetro de agua

(Puedes encontrarlo aquí)

Si no tienes ninguno de los anteriores, no te preocupes, también puedes hacerlo en un cazo sobre el fuego. Para saber exactamente cómo realizar el método “a ojo”, te lo explicamos aquí.

Consejo 2: Tiempo 

Ahora que ya manejamos el tipo y la temperatura del agua, no quieres dejar tu té infusionando más tiempo del debido, o podría perder propiedades y desarrollar un sabor amargo. En nuestras bolsas de té siempre te pondremos el tiempo y la temperatura, pero estos son los tiempos generales para cada tipo:

Verde: 3 minutos

Negro y Rojo: 4 minutos

Azul: 3-5 minutos

Blanco: 5 minutos

Consejo 3: Utensilios 

Como decíamos, si quieres ser todo un tea master, esto es lo que necesitarás:

-Para controlar el agua: Un filtro de agua (o agua embotellada en su defecto), un hervidor con contador de temperatura, o un termómetro de agua.

-Para controlar el tiempo: Un temporizador, una tetera con filtro incluido o una taza con infusor de acero, para poder retirar las hojas cuando sea necesario. Si te resulta más cómodo, también puedes usar filtros de papel.

preparar un buen te : infusor                      bolsitas desechables

(Infusor Aquí)                                                             (Y bolsitas aquí)

Consejo extra:

Si te sientes con ganas de darle ese toque extra a tu té, éste es nuestro último consejo experto: Calienta la tetera previamente para que la temperatura no baje de forma drástica.

Antes de poner las hojas de té, sirve un poco de agua caliente en la tetera. Déjala durante unos segundos, removiéndola un poco, y después vacíala. Esto ayuda al agua a mantener  la temperatura correcta para el té.

Ahora que tu tetera está bien caldeada y lista, pon tu infusor con las hojas de té, echa el agua y ¡disfruta!

tetera con infusor

 Por supuesto, podrás encontrar todo lo que necesitas en nuestras tiendas de Pasaje de los Azahares o Castelar. O en nuestra tienda online. Empezando por el té perfecto para ti.