Chai y chaïwallah – ¿Una taza de té?

chai indiaCuando un occidental va a India se ve asaltado por infinidad de imágenes, olores, sabores, costumbres, razas, vestidos, y un largo etcétera que puede dejarle sin aliento. Pero si hay una figura omnipresente allá donde vaya es el chaiwallah, el vendedor ambulante de té. En puestos, en tiendas, en las estaciones, en las oficinas, en todas partes, el chaiwallah ofrece su mercancía a voz en grito. Y a pesar de las exquisitas variedades de té, cosechas y plantaciones inigualables que habitan su geografía, lo que todos los chaiwallahs de India ofrecen es una única bebida: el Chai.
La bebida nacional del subcontinente Indio hace tiempo que atravesó sus fronteras, y se hace oír también en cafés y teterías de todo el mundo, ¿pero qué es el Chai?
Chai significa sencillamente té, pero el chai indio es cualquier cosa menos sencilla, los chaiwallahs mezclan en una alquimia única té negro, leche, pimienta, cardamomo, jengibre, clavo, canela, nuez moscada… Ahora bien, sin pretender alcanzar el arte de los maestros indios, ¿cómo hacer un buen chaï casero, cómodo y rápido?

chai especiasté&té os invita a probar diversas opciones. La más sencilla es comprar el Chai ya preparado, con todos sus condimentos y un té negro con mucho cuerpo de base. Para los más apasionados del chai, en esos momentos en que estamos un poco más relajados, os ofrecemos tres mezclas de especias indias ya preparadas para mezclar con el té puro de vuestra elección: tes indios, chinos, de Ceylán… Y hacer vuestro Chaï diferente cada día. Podéis cocer esas mezclas de especias (10 min aprox.) directamente en la leche como los chaiwallahs, y sumarle luego el té negro que hemos infusionado aparte, o simplemente infusionar té y especias juntas, sea en agua y leche, sólo agua o sólo leche. Hay infinidad de variaciones a descubrir!

El origen de la palabra té
 
té chaiLa palabra té, tea, tee, thé… Proviene del carácter chino clásico   . Lo curioso es que las palabras chai, chá, trà… Provienen también del mismo carácter chino. La razón que explica esta aparente contradicción es la naturaleza del chino clásico, usado más como una lengua escrita de comunicación que como un idioma hablado. Los carácteres chinos poseían pronunciaciones distintas según el dialecto chino de cada región.  pronunciado en mandarín dio lugar a la palabra chai, pero pronunciado en mín (dialecto del sudeste chino) creó el vocablo té; variante que debió mucho de su popularidad al Clásico del Té (s. VIII d.C.) cuando Lu Yu lo usó en su famosísima obra.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *