Gong Fu Cha – Parte II

gon fu cha

Gong Fu Cha: EL EQUIPO

Como uno puede imaginarse, el utillaje necesario para realizar una ceremonia del té de G.F.C. es de la mayor importancia, pues sólo con un equipo completo podremos disfrutar de una ceremonia plena:

gong fu cha tetera-La tetera: una tetera de barro de Yi Xing de pequeña capacidad, en la que podamos aprovechar la evolución de un té de calidad superior.

-La mesa: Las hay de muchos tamaños y de muchas formas, pero su carácter eminentemente práctico es respetado en todas ellas: una mesa con ranuras en su superficie, donde se puede verter el agua y ésta pasa a la bandeja que guarda debajo.gong fu cha mesa

-El hervidor: tradicionalmente de arcilla esmaltado en negro, que se calienta en el fuego, o en un soporte con un quemador de alcohol.

-Cuencos: varios cuencos de porcelana, o con el interior esmaltado en blanco para apreciar el color del té.

-El cuenco de oler: la mayor innovación hecha por la escuela de Taiwan. Un vaso pequeño y estrecho por el que se hace pasar el té, y en el que resulta más fácil captar la enorme complejidad del aroma de la infusión.

gong fu cha cuenco oler-La jarra: una jarrita de arcilla con un pequeño colador de acero muy tupido, en la que se vierte la infusión de la tetera, y se sirve con ella a los comensales. De esta manera, nos aseguramos que el té de cada uno de ellos va a ser equilibrado, puesto que la infusión que se ha vertido al principio y la que se ha vertido al final han acabado mezcladas en la jarra. E igualmente, se recogen así los pequeños trocitos de hojas que hayan pasado a través de la tetera.

Existen muchos instrumentos más para el G.F.C., pero éstos son los principales.

EL GONG FU CHA PASO A PASO

gong fu cha pasosLa ceremonia del G.F.C. posee una serie de pasos muy estructurados, todos con el fin de extraer lo mejor del té, y preparar tanto los utensilios como la actitud mental de los gourmets para disfrutar de esta singular experiencia.

1-Lavado: Antes que nada se toman la tetera y los cuencos para lavarlos y calentarlos con agua caliente, de manera que al verter el té preparado la temperatura de éste no descienda.

2-Apreciar el té: Los que van a beber el té, aprovechan éste momento para observar y oler la hoja seca del té que se va a preparar, para adelantarse al placer de la degustación que está por llegar.

3-Dosificación del té: Una vez calentada la tetera, se llena con el té deseado, en una proporción que va de 1/2 a 2/3 de la capacidad de ésta. Es decir, se utiliza mucho más té del que se suele usar en una degustación de tipo occidental.

4-Hidratación: Una vez tenemos el té en la tetera, y éste ha comenzado a hidratarse con el vapor contenido en ella, se lleva este proceso un paso más allá.gong fu cha pasos hidratación A continuación se llenará la tetera con agua hasta que desborde, y una vez tapada se echará agua por encima para limpiarla de los residuos o espuma que hayan podido surgir. El contenido de la tetera se vertirá inmediatamente en los cuencos y la jarra para mantener la temperatura deseada. Este proceso puede repetirse varias veces en función del tipo de té, hasta que el maestro de ceremonias juzgue que las hojas de té están preparadas para expresar su sabor.

5-La infusión: Ha llegado el momento de disfrutar de una perfecta taza de té. La tetera vuelve a llenarse siguiendo la técnica anterior, y ésta vez se sirve finalmente en las tazas para que los comensales beban su infusión. No obstante, hay que señalar que tan importante es el aroma de la infusión, por medio del cuenco de oler si es posible, como beber la infusión propiamente. El G.F.C. está pensado para ser disfrutado con más de un sentido.

gong fu cha infusionEl proceso de infusión se repite también varias veces, dejando cada vez el agua un poco más en la tetera antes de vaciarla.

6-Observar la hoja de té: Tras beber las infusiones oportunas se retira las hojas de té usadas en un plato blanco para apreciar la delicadeza de la recogida.

7-Limpieza: Y por último y no menos importante, inmediatamente después de terminar todos los utensilios son enjuagados con agua hirviendo, y nunca se usan detergentes o elementos abrasivos que podrían estropear la arcilla o la porcelana.

Desde luego, existen muchas variaciones posibles en el G.F.C., y estos pasos que hemos detallado pueden muy bien alterarse, añadirse otros, o eliminar algunos.

Pero como no hay nada como la experiencia, os recomendamos nuestro curso sobre los tés chinos, donde podréis tomar contacto directo con la forma ceremonial más antigua de preparación del té. (Mirar fechas del curso)                                             

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Este artículo continúa en El arte del Gong Fu Cha: Parte II […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *