Preparar un buen té: Todo lo que necesitas saber

Preparar un buen té: Todo lo que necesitas saber

preparar un buen te : te verde

Preparar un buen té es en realidad algo muy simple, ¡y no necesitas invertir mucho tiempo! Sería una pena que si después de haber dado el paso de comprar un té de buena calidad, de hoja entera y a granel, no lo aprovecharas al máximo.

Podemos dividir la preparación ideal de un té en cuatro apartados: El primero y más importante de todos es contar con un té de calidad. Si habéis llegado hasta aquí seguro que es porque lo habéis hecho ; ) Después, están el Agua, tiempo y utensilios.

Consejo 1: Agua y la preparación de un buen té

En cuanto al agua tenemos que tener dos cosas en cuenta: La calidad del agua y su temperatura. Aunque ya hemos dedicado dos entradas exhaustivas a desentrañar los misterios del agua (que podéis encontrar aquí y aquí), no está de más hacer un pequeño recordatorio.

Calidad:

Si usas un té de calidad, necesitas un agua de calidad. Al fin y al cabo, una taza de té está compuesta de dos ingredientes, té y agua, y el agua es igual de importante que el primero.

¿A qué nos referimos con calidad del agua? Diferentes tipos de agua tienen diferentes tipos de PH y dureza, las dos características que más nos importan a la hora de hacer té. Éstos alteran los sabores, y pueden darle matices diferentes. ¿Qué se puede hacer respecto a esto? La mejor opción es sin duda el agua filtrada. Invertir en un buen filtro de agua puede cambiar la forma de concebir tu experiencia de beber té. Y además, también hará más refrescante y agradable las aguas de grifo.

Temperatura:

preparar un buen te : temperatura

La principal máxima por la que te debes guiar es NUNCA hervir el agua, o si no es posible, al menos no echar el agua hirviendo sobre las hojas. Cada té tiene una temperatura idónea, pero en ningún caso esa temperatura es a punto de ebullición. Mientras más elevada sea la temperatura del agua, más taninos se liberarán, lo que produce que la infusión se amargue y le resta propiedades. Para ayudarte a saber la temperatura ideal con cada tipo de té, hemos elaborado esta tabla, donde encontrarás toda la información de necesitas para preparar un buen té.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La pregunta es, ¿cómo consigo esas temperaturas?  El mejor método es con un hervidor que te permita graduar la temperatura, como este:

preparar un buen te : hervidor

(Puedes encontrarlo aquí)

En segundo lugar, puedes usar un termómetro de agua:

preparar un buen te : termómetro de agua

(Puedes encontrarlo aquí)

Si no tienes ninguno de los anteriores, no te preocupes, también puedes hacerlo en un cazo sobre el fuego. Para saber exactamente cómo realizar el método “a ojo”, te lo explicamos aquí.

Consejo 2: Tiempo 

Ahora que ya manejamos el tipo y la temperatura del agua, no quieres dejar tu té infusionando más tiempo del debido, o podría perder propiedades y desarrollar un sabor amargo. En nuestras bolsas de té siempre te pondremos el tiempo y la temperatura, pero estos son los tiempos generales para cada tipo:

Verde: 3 minutos

Negro y Rojo: 4 minutos

Azul: 3-5 minutos

Blanco: 5 minutos

Consejo 3: Utensilios 

Como decíamos, si quieres ser todo un tea master, esto es lo que necesitarás:

-Para controlar el agua: Un filtro de agua (o agua embotellada en su defecto), un hervidor con contador de temperatura, o un termómetro de agua.

-Para controlar el tiempo: Un temporizador, una tetera con filtro incluido o una taza con infusor de acero, para poder retirar las hojas cuando sea necesario. Si te resulta más cómodo, también puedes usar filtros de papel.

preparar un buen te : infusor                      bolsitas desechables

(Infusor Aquí)                                                             (Y bolsitas aquí)

Consejo extra:

Si te sientes con ganas de darle ese toque extra a tu té, éste es nuestro último consejo experto: Calienta la tetera previamente para que la temperatura no baje de forma drástica.

Antes de poner las hojas de té, sirve un poco de agua caliente en la tetera. Déjala durante unos segundos, removiéndola un poco, y después vacíala. Esto ayuda al agua a mantener  la temperatura correcta para el té.

Ahora que tu tetera está bien caldeada y lista, pon tu infusor con las hojas de té, echa el agua y ¡disfruta!

tetera con infusor

 Por supuesto, podrás encontrar todo lo que necesitas en nuestras tiendas de Pasaje de los Azahares o Castelar. O en nuestra tienda online. Empezando por el té perfecto para ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *