Verdades no tan evidentes sobre el mundo del té

Con motivo de la vuelta al cole y el trabajo nos apetecía compartir con vosotros un artículo en tono más ligero de lo habitual. Ya habrá tiempo de hablar de las nuevas cosechas de verano de Darjeeling y Assam, pero por el momento…

munnar-hillstation-kerala

A los amantes del té veteranos no deja de sorprendernos el mal que han hecho las bolsitas de Hornimans y similares, tés de ínfima calidad que tienen de té poco más que el nombre, y con los cuales la sociedad española ha tenido un contacto cotidiano durante déteabag_usedcadas.

Uno no deja de encontrar aficionados, que una vez confrontados al té de calidad, no cambian sus hábitos de preparación ni un ápice, y aún los hay que critican el té -llamémosle de alta gama- por saber muy parecido al de siempre después de someterlo al tratamiento standard, o lo que es lo mismo: estrujar bien las hojas de té después de haberlas removido durante un tiempo indefinido en agua hirviendo, y degustar con abundante azúcar.

Hace poco nos topamos con un artículo muy jugoso en el que el escritor de nacionalidad inglesa George Orwell (1984), daba once consejos para hacer un buen té, o como él dice: “A nice cup of tea!”. Lamentablemente, aunque gran escritor, el Sr. Orwell de té sabía más bien poco, y como muchos de sus compatriotas, tuvo una experiencia del té limitada a las teabags de English Breakfast y demás variaciones que dominan el mercado británico. De ahí que a pesar del supuesto savoir-faire respecto al té de la cultura inglesa, Mr. Orwell caiga en algunos errores propios de un buen consumidor de Pompadour español:

-Tip nº1: “Uno debe tomar té indio, o de Ceylán. ¿El té chino?_té verde, té rojo, té blanco…_No tiene ningún efecto sobre el organismo…”chinese

-Tip nº6: El agua debe estar hirviendo “en el momento del impacto”… Desde luego, impacto tendrá si uno vierte agua hirviendo directamente sobre las hojas de té sean del tipo que sean, quemándolas y extrayendo una cantidad excesiva de compuestos amargos que no necesitan estar en la infusión.

-Tip nº7 (mi favorito): Una vez infusionado el té, uno debe remover bien las hojas dentro de la tetera antes de servirlo, “o mejor aún, darle una buena sacudida a la tetera”. Sin comentarios.

-Tip nº9: Hay que quitarle la crema a la leche antes de echársela el té… Pues ya se asume que el té va a ser con leche, sí o sí, porque con agua solo… ¡Puaj!

teatypes

En fin, al menos Mr. Orwell concede que el té debería tomarse sin edulcorantes, algo que sin ser una regla absoluta, nosotros recomendamos probar a todos los amantes del té, pues casi todos se llevan una grata sorpresa.

Esperamos que os haya divertido el artículo,georgie

un caluroso saludo… aún!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *