Recetas de té frío para el final del verano

Se acaba el verano, ¡pero no el calor, ni el té frío! 

El té frío siempre es una buena opción. Aunque se acaba el verano, no quiere decir que no podamos seguir disfrutándolo. Y es por eso que te traemos 4 recetas de té frío con las que seguir experimentando.

Pero lo primero es lo primero: ¿Cómo preparar té frío?

Antes de pasar a las recetas de té frío más elaboradas, volvamos a explicar brevemente la forma más sencilla de consumir el té frío. Por supuesto, hay diversas maneras de hacer un buen té frío, pero la que nosotros siempre recomendamos es la de maceración. ¿En qué consiste? ¡Muy fácil!

-Solo necesitas una jarra, tetera o botella de cristal.

-Después, en un infusor extraíble, o en filtros de papel, echamos el té proporcional a la cantidad de agua (cucharadita colmada de té por cada 0,25l).

Aquí puedes ver una selección de nuestros infusores más vendidos.

-Servimos el agua (a poder ser, filtrada).

-Tapamos e introducimos en el frigorífico durante 6 a 8 horas. No temas, porque este proceso no amarga el té en absoluto.

-Después del macerado, retiramos el filtro, ¡y listo! Ya tenemos nuestro té frío para disfrutar el resto del día.

Aunque este método pueda realizarse con cualquier té que te guste, estas  son nuestras recomendaciones especiales para té frío.

Receta 1: Té frío con fresas y limón

 

-Se prepara el té a elección (puro preferentemente, pero cada uno puede escoger el que más le guste). Se deja enfriar a temperatura ambiente. También se puede utilizar el té frío previamente macerado, si ya estuviera hecho.

-Una vez templado, se agrega a la batidora con un par de puñados de fresas, el zumo de un limón y cucharadas de miel al gusto. Se bate todo muy bien.

-Se deja enfriar en el frigorífico o se añade hielo, y a disfrutar.

Receta 2: Frappe de Chai

 

Hace poquito ya os dejamos una receta de Chai Imperial helado en Instagram. Ahora os traemos una variación pasada por la batidora.

-Prepara el té chai (o chai imperial si lo prefieres). Retira el té y deja reposar a temperatura ambiente hasta que quede templado. Recuerda el cálculo que hemos realizado antes: Una cucharadita colmada de té por cada 0,25l

-En la batidora, mezcla el té preparado, 4 cucharadas de leche condensada y 2 o 3 tazas de hielo. Bate bien y sirve.

-Si quieres ir por el toque extra placer prohibido, añade nata montada por encima.

Receta 3: Polos de té verde y frambuesa

 

 -Preparamos nuestro té verde puro de preferencia con normalidad, en caliente. Usamos alrededor de 100ml de agua. Lo dejamos aparte hasta que esté a temperatura ambiente.

-Servimos en la batidora junto con 100gr. de frambuesas, el zumo de medio limón y 3 cucharadas de miel (o endulzante a elección).

-Batimos bien y colamos las semillas de las frambuesas.

-Introducimos la mezcla en las poleras, o en vasos con una cucharita para usar de palito. Congelamos al menos 4 horas.

Receta 4: Limonada de té negro

-Preparamos el té negro macerado que prefiramos. En este caso, no es tan importante que sea puro (Assam, Gran Yunnan Imperial, Irish Breakfast), también puede ser perfumado (Té negro jengibre limón bio, Frutos de Nepal, Hammam Black leaf). Lo dejamos enfriar.

-Añadimos el zumo de un limón y el de una lima.

-Añadimos miel al gusto (entre una y tres cucharadas debería ser suficiente).

-Enfriamos en el frigorífico o servimos con hielo.

 

Espero que os atreváis con alguna. Y no dudéis en consultarnos con cualquier duda. ¡Nos vemos pronto!

 

Preparar un buen té: Todo lo que necesitas saber

Preparar un buen té: Todo lo que necesitas saber

preparar un buen te : te verde

Preparar un buen té es en realidad algo muy simple, ¡y no necesitas invertir mucho tiempo! Sería una pena que si después de haber dado el paso de comprar un té de buena calidad, de hoja entera y a granel, no lo aprovecharas al máximo.

Podemos dividir la preparación ideal de un té en cuatro apartados: El primero y más importante de todos es contar con un té de calidad. Si habéis llegado hasta aquí seguro que es porque lo habéis hecho ; ) Después, están el Agua, tiempo y utensilios.

Consejo 1: Agua y la preparación de un buen té

En cuanto al agua tenemos que tener dos cosas en cuenta: La calidad del agua y su temperatura. Aunque ya hemos dedicado dos entradas exhaustivas a desentrañar los misterios del agua (que podéis encontrar aquí y aquí), no está de más hacer un pequeño recordatorio.

Calidad:

Si usas un té de calidad, necesitas un agua de calidad. Al fin y al cabo, una taza de té está compuesta de dos ingredientes, té y agua, y el agua es igual de importante que el primero.

¿A qué nos referimos con calidad del agua? Diferentes tipos de agua tienen diferentes tipos de PH y dureza, las dos características que más nos importan a la hora de hacer té. Éstos alteran los sabores, y pueden darle matices diferentes. ¿Qué se puede hacer respecto a esto? La mejor opción es sin duda el agua filtrada. Invertir en un buen filtro de agua puede cambiar la forma de concebir tu experiencia de beber té. Y además, también hará más refrescante y agradable las aguas de grifo.

Temperatura:

preparar un buen te : temperatura

La principal máxima por la que te debes guiar es NUNCA hervir el agua, o si no es posible, al menos no echar el agua hirviendo sobre las hojas. Cada té tiene una temperatura idónea, pero en ningún caso esa temperatura es a punto de ebullición. Mientras más elevada sea la temperatura del agua, más taninos se liberarán, lo que produce que la infusión se amargue y le resta propiedades. Para ayudarte a saber la temperatura ideal con cada tipo de té, hemos elaborado esta tabla, donde encontrarás toda la información de necesitas para preparar un buen té.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La pregunta es, ¿cómo consigo esas temperaturas?  El mejor método es con un hervidor que te permita graduar la temperatura, como este:

preparar un buen te : hervidor

(Puedes encontrarlo aquí)

En segundo lugar, puedes usar un termómetro de agua:

preparar un buen te : termómetro de agua

(Puedes encontrarlo aquí)

Si no tienes ninguno de los anteriores, no te preocupes, también puedes hacerlo en un cazo sobre el fuego. Para saber exactamente cómo realizar el método “a ojo”, te lo explicamos aquí.

Consejo 2: Tiempo 

Ahora que ya manejamos el tipo y la temperatura del agua, no quieres dejar tu té infusionando más tiempo del debido, o podría perder propiedades y desarrollar un sabor amargo. En nuestras bolsas de té siempre te pondremos el tiempo y la temperatura, pero estos son los tiempos generales para cada tipo:

Verde: 3 minutos

Negro y Rojo: 4 minutos

Azul: 3-5 minutos

Blanco: 5 minutos

Consejo 3: Utensilios 

Como decíamos, si quieres ser todo un tea master, esto es lo que necesitarás:

-Para controlar el agua: Un filtro de agua (o agua embotellada en su defecto), un hervidor con contador de temperatura, o un termómetro de agua.

-Para controlar el tiempo: Un temporizador, una tetera con filtro incluido o una taza con infusor de acero, para poder retirar las hojas cuando sea necesario. Si te resulta más cómodo, también puedes usar filtros de papel.

preparar un buen te : infusor                      bolsitas desechables

(Infusor Aquí)                                                             (Y bolsitas aquí)

Consejo extra:

Si te sientes con ganas de darle ese toque extra a tu té, éste es nuestro último consejo experto: Calienta la tetera previamente para que la temperatura no baje de forma drástica.

Antes de poner las hojas de té, sirve un poco de agua caliente en la tetera. Déjala durante unos segundos, removiéndola un poco, y después vacíala. Esto ayuda al agua a mantener  la temperatura correcta para el té.

Ahora que tu tetera está bien caldeada y lista, pon tu infusor con las hojas de té, echa el agua y ¡disfruta!

tetera con infusor

 Por supuesto, podrás encontrar todo lo que necesitas en nuestras tiendas de Pasaje de los Azahares o Castelar. O en nuestra tienda online. Empezando por el té perfecto para ti.

L-teanina – el relajante del té

teanina moleculaMuchos nos hemos preguntado alguna vez, ¿si el té es estimulante, por qué al tomarlo me siento relajado?

Pues parece ser que la “culpa” de este paradójico efecto la tendría la L-teanina, un aminoácido aislado por primera vez en Kyoto en 1950, en una de las variedades de té verde japonés.

Este aminoácido se encuentra sobretodo en la Camellia Sinensis: en el té negro, el té verde, el rojo…  Pero también se encuentra en otros alimentos, aunque en menor proporción, como el hongo Boletus.

Se han estudiado muchas propiedades y efectos beneficiosos en la L-teanina. Los más importantes son los siguientes:

-Relajante y ansiolítico:

La L-teanina protege a las células del cerebro, calmando las redes nerviosas. La L-teanina reduce la ansiedad y depresión en diferentes relax teamodelos de estrés en animales. En partes aisladas de cerebros de roedores, la L-teanina reduce la actividad eléctrica asociada con la ansiedad. La administración de L-teanina condujo a la disminución de casi todas las frecuencias de actividad cerebral, lo cual indica un estado de calma y relajación.

Otra forma de evaluar el estrés y la ansiedad es mediante los signos vitales, tales como la frecuencia cardíaca y el contenido de ciertas proteínas en la saliva, que se incrementan durante el estrés. Investigadores japoneses hicieron precisamente eso durante una prueba aritmética mental como estresor. Los resultados mostraron que la frecuencia cardíaca y los niveles de proteínas salivales, en comparación con el placebo, fueron reducidas. Además, la variabilidad de la frecuencia cardíaca mejoraba, una señal de que la L-teanina reduce la activación del sistema nervioso simpático. Mejorar la variabilidad de la frecuencia cardíaca es un factor protector contra enfermedades cardiovasculares, así que los efectos anti-estrés de L-teanina en este caso también son indirectamente cardioprotectores.

También promueve la producción de ondas alfa en el cerebro, asociadas comúnmente a los estados de calma y relajación.

-Ayuda a la concentración:

La teanina tiene propiedades psicoactivas estimulantes, con efecto reductor en la tensión física y mental, mejora go 2de la cognición y el humor, de una manera sinérgica con la cafeína. Es un potenciador cognitivo que promueve el estado de alerta, la atención-concentración, activando el área temporal, frontal, parietal y occipital del cerebro, mejorando los procesos de la
memoria y el aprendizaje; estimula la neurogénesis adulta, la actividad del hipocampo, y retrasa el deterioro cognitivo.

La teanina también aumenta los niveles de dopamina

-Efectos secundarios:

Estudios con ratas han demostrado que dosis extremadamente altas de teanina causan pocos o ningunos efectos nocivos físicos o psicológicos en el organismo. Sin embargo la teanina ha demostrado tener además efectos neuroprotectores.

-Enfermedades neurológicas:

Un ensayo controlado con placebo ha demostrado que la adición de teanina en curso con otros fármacos anti-psicóticos demuestra ser eficaz para reducir algunos síntomas de la esquizofrenia.

-Potenciador del sistema inmune:

El 21 de abril de 2003 el Brigham and Women’s Hospital de Boston (EEUU) presentó los detalles de un proyecto de investigación que encontró que la L-teanina puede ayudar en la respuesta inmunitaria del organismo al elevar la capacidad inmunitaria de las células T. El estudio incluyó un ensayo durante 4 semanas, con bebedores de café y bebedores de té, que consumieron 600 ml diarios de café o de té negro. El análisis sanguíneo a los participantes, encontró que la producción de inmunoglobulinas era 5 veces mayor en los bebedores de té, lo cual indicó que la teanina tiene propiedades beneficiosas en el sistema inmunitario.

Bueno, pues a beber mucho té, ¿no?

ws_Tea_Time_2560x1920

Té negro del Kanchenjunga

kanchenjunga

Una plantación increible localizada en las faldas de la tercera montaña más alta del mundo.

Este año traemos por primera vez una cosecha de uno de esos lugares sobrecogedores y sorprendentes, de los que tanto abundan en el mundo del té:

Kanchanjangha Tea Estate

El jardín se encuentra en la remota región montañosa de Nepal oriental, bordeando con Darjeeling, a una altitud de 1300-1800m.

kanchenjunga-tea-estate

Sin embargo, KTE no es un lugar relevante sólo por su ubicación emblemática, que le permite beneficiarse de una condiciones naturales ideales, sino que además despunta como una empresa cooperativa pionera.

En 1984 cien granjeros unieron fuerzas y se convirtieron en los propietarios de la primera plantación de té de este tipo con casi 94 hectáreas de terreno. La tierra dividida que unos años antes a penas bastaba para satisfacer sus necesidades básicas de subsistencia, produce hoy en día algunos de los mejores tés de cultivo ecológico del Himalaya.

Aquí os dejamos un pequeño vídeo en el que los granjeros de KTE explican su breve pero fructífera historia con sus propias palabras.

Nepal Kanchenjunga Second Flush G.T. Bio 2016

Aroma refrescante, sabor intenso y meloso, este té negro nepalí conquistará por igual a los amantes de los tés chinos como a los de los tés indios. Un té negro de alta gama para todos los gustos, irresistible.

nepal

 

Verdades no tan evidentes sobre el mundo del té

Con motivo de la vuelta al cole y el trabajo nos apetecía compartir con vosotros un artículo en tono más ligero de lo habitual. Ya habrá tiempo de hablar de las nuevas cosechas de verano de Darjeeling y Assam, pero por el momento…

munnar-hillstation-kerala

A los amantes del té veteranos no deja de sorprendernos el mal que han hecho las bolsitas de Hornimans y similares, tés de ínfima calidad que tienen de té poco más que el nombre, y con los cuales la sociedad española ha tenido un contacto cotidiano durante déteabag_usedcadas.

Uno no deja de encontrar aficionados, que una vez confrontados al té de calidad, no cambian sus hábitos de preparación ni un ápice, y aún los hay que critican el té -llamémosle de alta gama- por saber muy parecido al de siempre después de someterlo al tratamiento standard, o lo que es lo mismo: estrujar bien las hojas de té después de haberlas removido durante un tiempo indefinido en agua hirviendo, y degustar con abundante azúcar.

Hace poco nos topamos con un artículo muy jugoso en el que el escritor de nacionalidad inglesa George Orwell (1984), daba once consejos para hacer un buen té, o como él dice: “A nice cup of tea!”. Lamentablemente, aunque gran escritor, el Sr. Orwell de té sabía más bien poco, y como muchos de sus compatriotas, tuvo una experiencia del té limitada a las teabags de English Breakfast y demás variaciones que dominan el mercado británico. De ahí que a pesar del supuesto savoir-faire respecto al té de la cultura inglesa, Mr. Orwell caiga en algunos errores propios de un buen consumidor de Pompadour español:

-Tip nº1: “Uno debe tomar té indio, o de Ceylán. ¿El té chino?_té verde, té rojo, té blanco…_No tiene ningún efecto sobre el organismo…”chinese

-Tip nº6: El agua debe estar hirviendo “en el momento del impacto”… Desde luego, impacto tendrá si uno vierte agua hirviendo directamente sobre las hojas de té sean del tipo que sean, quemándolas y extrayendo una cantidad excesiva de compuestos amargos que no necesitan estar en la infusión.

-Tip nº7 (mi favorito): Una vez infusionado el té, uno debe remover bien las hojas dentro de la tetera antes de servirlo, “o mejor aún, darle una buena sacudida a la tetera”. Sin comentarios.

-Tip nº9: Hay que quitarle la crema a la leche antes de echársela el té… Pues ya se asume que el té va a ser con leche, sí o sí, porque con agua solo… ¡Puaj!

teatypes

En fin, al menos Mr. Orwell concede que el té debería tomarse sin edulcorantes, algo que sin ser una regla absoluta, nosotros recomendamos probar a todos los amantes del té, pues casi todos se llevan una grata sorpresa.

Esperamos que os haya divertido el artículo,georgie

un caluroso saludo… aún!

Oolong de las Montañas Wu Yi – Shui Xien

Wuyi-Shan dibujo siglo XIXEl Shui Xien es un té envuelto en mitos. Su nombre proviene o de un inmortal del Taoismo, un espíritu del agua, o la flor del Narciso. En cualquier caso, su “triple” nomenclatura ya nos da una indicación de la complejidad que este té nos ofrece.

Como Oolong de recogida de primavera, el aroma de la hoja mojada es cálido, delicado y rico en matices. Las primeras infusiones sorprenden por su aroma a uva, pero éstas se van entremezclando con notas de roble y minerales, llegando a evocar la degustación de un buen vino.

Yan cha

Para los amantes del té Oolong, los Yan cha, o “tés de acantilado”, constituyen el Santo Grial de los tés. Caracterizados por su atípico color oscuro, su larga oxidación (70-80%), y su tostado con carbones, son considerados por muchos como los mejores Oolongs chinos de tipo tradicional.

Quizás la fidelidad que le tributan sus aficionados se deba a su sabor increblemente intenso, textura voluminosa y poderosa, dando una sensación que podríamos comparar con el bourbon, un buen chuletón o un expreso; pero sin la acidez, el amargor, o la sensación de pesadez de éstos. No en vano, éste no es un té apto para timoratos.

Rougui+Huang+Guan+Yin+Bai+Ji+Guan+aged+Da+Hong+Pao+Cha+Shifu+Oolong+tea+expertise+by+rock+tea+Felsentee+Tee+Steintee+Wuyi+Shan+MountainEl área de Wu Yi Shan, en el Norte de la región de Fujian, es famosa por la vasta colección de cultivar (variedades) raros e inusuales del árbol del té que crecen a lo largo de su paisaje de picos y acantilados. Cerca de cien cultivars únicos han sido identificados, cada uno con un nombre específico que produce un único tipo de té noble y refinado. Como el Da Hong Pao, Rou Gui, Tie Lo Han, etc. Esta particularidad de las montañas Wu Yi supone un gran plus para los aficionados al Oolong y el té en general, que están ansiosos por probar todas sus variedades.

Los Yan cha están muy influenciados por los minerales del suelo en el que crecen, ya que el terreno de la región de Wu Yi no tiene comparación en China. El suelo está compuesto por roca pulverizada más que por una tierra saneada; a menudo las “plantaciones” las componen árboles retorcidos que crecen en escarpaduras, dándole una dimensión completamente diferente al sabor en la taza.

wu yi arboles

Y aunque las notas aromáticas centrales de los Wu Yi sean amaderadas y minerales, su buqué se ve enriquecido por ligeras notas florales y afrutadas. Un té que revela lo mejor de sí mismo preparado en Gong Fu Cha, a la manera tradicional china, infusionando las mismas hojas una y otra vez en una pequeña tetera, apaciblemente, regando la tarde con un amplio abanico de aromas y matices.